Como ya sabemos, la madera es un material que ha estado muy presente a lo largo de la visda del ser humano. Ya en el paleolítico se empleaba para la creación de herramientas, y poco a poco se fue perfeccionando su corte y tu tallado extendiéndose en otros campos, como el de la construcción. En la actualidad, el uso de la madera es tan amplio, que podríamos construir una vivienda únicamente con este material.

En este post hablaremos de este especial material, en los tipos de madera que hay, sus características, y su aplicación en la decoración o revestimiento interior de nuestra vivienda.

Tipos de madera según su dureza

Una forma muy sencilla de clasificar las maderas, es según la dureza de las mismas, es decir, según su peso propio:

  • Maderas duras (700-1000 kg/m³): Las maderas duras se caracterizan por provenir de árboles que han desarrollado un crecimiento duradero antes de ser talados. Esto las hace más caras, pero al mismo tiempo tienen unas mejores características mecánicas y estéticas. Otra de las características a destacar es que resisten mejor a la humedad que las maderas blandas. Por lo general las maderas duras son más oscuras y resistentes, pero también más difíciles de trabajar.
  • Maderas blandas (450-600 kg/m³): Las maderas blandas requieren un crecimiento más rápido, lo que las hace más asequibles, más claras, más flexibles y maleables. En general son más ligeras que las maderas duras y se comportan peor frente a la humedad. Además son menos resistentes y su durabilidad es peor. Destacar que aíslan térmicamente mejor que las maderas duras.

Para poder elegir correctamente un tipo de madera u otro, será imprescindible saber qué aplicación le vamos a dar. Si vamos a emplear madera para exteriores, será recomendable una madera dura, o una madera que se comporte bien frente a la humedad y a la intemperie. Sin embargo, para un revestimiento interior, nos puede servir una madera blanda.

Pero ¿Cuáles son las especies de maderas naturales blandas o duras? A continuación te presentamos algunas de las maderas más interesantes en la decoración de interiores:

Tipos de maderas duras:

  • Roble: es una madera dura y resistente aunque puede agrietarse en el sentido de las vetas y tiene una difícil trabajabilidad. Su grano es basto y abierto. Con el paso del tiempo, su tono va pasando de un marrón claro o medio, a un tono gris aterciopelado. En la actualidad se suelen usar para mobiliario, para parquets o suelos de madera.
madera de roble
  • Caoba: es una madera tropical, de color rojizo intenso, y de grano fino. Cuenta con una resistencia natural a la carcoma. Es una madera fuerte y fácil de trabajar, por lo que los ebanistas la consideran una de las mejores opciones. En la actualidad su uso más común es para suelos, muebles o decoración.
madera de caoba
  • Cerezo: es una madera dura, que va variando en tonalidad con el paso del tiempo. Al principio puede resultar ser marrón rosado, pero con el tiempo va cogiendo un tono rojizo caoba. Puede presentar problemas frente a la carcoma. En la actualidad se usa para la fabricación de mobiliario, sillas y revestimientos.
madera de cerezo
  • Olivo: la madera de olivo es un tipo de madera bastante reconocible debido a las vetas que presenta, sobre todo si su corte se aproxima a la raíz. La madera de olivo se seca lentamente y tiende a agrietarse o fisurarse por lo que la hace atractiva en el uso de decoración o para la fabricación de muebles rústicos. Es una madera resistente que dependiendo del origen varía en tonos de color, amarillos, grises, claros o rojizos.
madera de olivo
  • Nogal: el color varía de especie a especie, pero es muy característico ver tonos entre rojos y color café oscuro. Se considera una de las maderas más resistentes. En la actualidad se usa mucho para panelados de lujo, mobiliario, puertas y adornos entre otros.
madera de nogal

Tipos de maderas blandas:

  • Castaño: presenta una gran estabilidad dimensional; es una de las maderas más estables, es decir, poco nerviosa. Tiene una alta durabilidad, es fuerte y elástica.
madera de castaño
  • Pino: es uno de los tipos de madera más económicos que existen y de los más empleados en el mundo de la construcción. Posee una textura uniforme y resulta ser fácil de trabajar, lo que hace que sea muy utilizada por profesionales en el mundo de la carpintería, panelados, molduras y muebles.
madera de pino
  • Cedro del Líbano: aunque está clasificada dentro de las maderas blandas, es una de las más duras. Presenta un aroma característico que sirve de repelente para insectos. Por esta razón se emplea para revestir cajones, cómodas o armarios roperos.
madera de cedro del libano
  • Abeto: es una madera muy ligera y blanda pero con buena elasticidad y resistencia. La madera de abeto es de buena calidad y resistente a la humedad. Se usa para la obtención de chapa para muebles y en el revestimiento de edificios.
madera de abeto
  • Álamo: se trata de una madera fácil de trabajar y bastante ligera. Se comporta mal frente a la humedad y la carcoma, pero es resistente, por lo que se usa con frecuencia para la fabricación de muebles. Es una madera clara que presenta unas vetas en tono amarillento o incluso verde.
madera de alamo

Como podemos observar hay muchos tipos de maderas, aquí os hemos traído algunos de los más característicos. Si queremos utilizar la madera en el interior de nuestra vivienda podemos usar cualquiera de las anteriormente citadas, aunque no debemos cegarnos únicamente por la estética, sino, valorar otras características fundamentales como la resistencia o la durabilidad.

Por norma general las maderas duras son las más resistentes pero también las más caras. Su uso más adecuado es para elementos fijos o casi permanentes de la casa, como pueden ser suelos, techos o cerramientos.

Por el contrario, las maderas blandas son maderas las discretas, lo que propicia el uso de tintes sobre las mismas. Su uso más adecuado será el de elementos decorativos que no vayan a sufrir mucho desgaste por el uso a lo largo del tiempo, (revestimientos, frisos, panelados, etc.)

A la hora de combinarlas os dejamos libre albedrío, dado que eso es algo muy personal.

A grandes rasgos las maderas blandas combinan muy bien entre sí mediante tonalidades diferenciadas. Para maderas duras, es mejor usarlas como elementos decorativos puntuales, que resalten sobre tonos más claros.

¿Qué madera puedes utilizar en diseño de interiores?

Pídenos ayuda para elegir el mejor tipo de madera para decorar tu casa

Llámanos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR