En este artículo del blog te contaremos cómo puedes reformar el baño y hacerle un lavado de cara, sin meterte en muchos follones de obra. ¡Podrás lucir baño en un fin de semana!

1. Pintar el azulejo

Una de las primeras opciones que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de reformar baño sin quitar los azulejos es la opción de pintarlos. Se trata de un trabajo sencillo pero con resultados estupendos. Tendrás que limpiar bien la superficie y aplicar una primera mano de imprimación. Con esto conseguimos que la pintura agarre mejor después. Es importante escoger una pintura adecuada para este tipo de superficies, y respetar los tiempos de secado marcados por el fabricante.

azulejo pintado baño

2. Papel pintado sobre el azulejo

Esta es una de las opciones más sencillas para reformar el baño, pero primero debemos tener una superficie lisa. Para conseguirlo existen dos maneras: la primera consiste en rellenar las juntas del azulejo, y la segunda, pegando una placa de cartón yeso encima del azulejo. Con cualquiera de las 2 maneras tendremos el soporte ideal para pegar nuestro papel pintado.

papel pintado baño

3. Imitación de azulejos mediante baldosas adhesivas

Reformar baño sin meterte en una obra, pasar por pegar baldosas vinílicas encima del azulejo original del baño. Las tienes de muchos tipos, con junta, imitación a cemento o incluso piezas rectificadas. Lo primero que tienes que hacer es limpiar bien la superficie soporte, retirar el papel protector que trae la pieza, y pegar. Si tienes que cortar alguna de las piezas vinílicas, se cortan fácilmente con un cúter.

baldosa adhesiva baño

4. Suelo vinílico para la zona de ducha

La mayoría de estos materiales soportan bien la humedad y el agua, dado que son materiales plásticos. Comprueba que esta condición se cumpla por el fabricante. Si tenemos el visto bueno del fabricante podremos pegar esta pieza vinílica en la zona de ducha.

suelo vinilico ducha

5. Suelo nuevo sobre el existente. El clásico en reformas de baños

Esta opción es algo más engorrosa que las anteriores, pero el resultado es espectacular. Si te decantas por material cerámico, simplemente tienes que elegir un suelo cerámico que se adapte a tus necesidades y ponerlo encima del que tienes. Para ello basta con comprar material de agarre y dedicarle algo de tiempo para que quede bien nivelado.

Otra opción puede ser poner un suelo laminado imitando a la madera; eso sí, resistente al agua. Los tienes tipo click que son muy fáciles de instalar.

reformar el baño

6. Cambiar el mueble del lavabo

Una solución muy recurrente a la hora de reformar el baño sin obras, es la de la sustitución del mueble principal. Podrás reaprovechar el espacio del que dispones en el baño y darle un toque más moderno.

mueble nuevo baño

7. Cambio de grifería

Parecido al punto anterior, o incluso puedes llevar a cabo ambos. Elegir modelos nuevos de grifos, tanto para el lavabo como para la ducha o bidé, esto hará renovar el conjunto por completo. A la hora de “reformar el baño sin obras”, los grifos que más están pidiendo actualmente son los grifos en color negros mate.

griferia negra baño

Para concluir, después de haberte detallado esta serie de puntos, puedes estrenar un baño nuevo sin necesidad de hacer ningún tipo de obra, que era tu objetivo inicial, consiguiendo reformas de baños a un coste muy bajo.

¿Quieres reformar el baño sin meterte en una obra?

Te dejamos algunos consejos para que te quede un baño estupendo

Llámanos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR