La palabra reforma viene a ser la acción y efecto de realizar un cambio más o menos sustancial, persiguiendo como único objeto el proponer, proyectar y ejecutar, siempre buscando la innovación o la mejora de algo. En este caso haciendo referencia a pisos, viviendas unifamiliares, locales, almacenes, naves industriales y sus estancias (cocina, salón, dormitorios, baños, aseos, despachos, salas, etc.).

Dentro de las posibles reformas a realizar, Grupo Técnico por su amplia experiencia en estos trabajos las engloba en dos grupos:

  • Reformas integrales.
  • Reformas parciales.

Todo es susceptible a una modificación, por lo que te animamos a llevar a cabo este proceso y des un cambio de estilo a lo que tienes.

¿Qué tipo de reforma tienes que realizar?

En función del tipo de construcción y el estado en la que se encuentre, tendrás que realizar diferentes y diversos trabajos, prestando especial atención al aspecto económico, que en la mayoría de los casos es el factor más determinante a la hora de embarcarse en una reforma, ya sea integral o parcial.

Para conocer los aspectos anteriores, lo más importante es hacer un estudio exhaustivo y detallado de la situación, para conocer los movimientos a realizar y estimar muy aproximadamente el coste que te supondrá lo que se quiere conseguir.

Grupo Técnico te ayudara en todo momento a realizar ese estudio, valorando las mejores opciones en base a lo que necesitas y buscas, intentando que la inversión a realizar sea la mínima posible.

Reformas antes y después

Reforma de cualquier tipo de vivienda

Que te sientas cómodo en tu casa es necesario para tener una vida de calidad, por lo que mantener y cuidar adecuadamente mobiliario, paredes, instalaciones etc. es básico y conveniente, pero inevitablemente el tiempo va pasando y es normal que se vayan deteriorando, causándote problemas que hay que solucionar de una manera u otra, no siendo posible dejarlos en el olvido.

Una de las soluciones que tienes es hacer una reforma integral, sin duda es la mejor opción para conseguir modernizar tu casa de nuevo, pero has de saber que te llevará tiempo y te implicará una inversión económica, que no siempre se puede asumir.

La otra solución es hacer reformas parciales, es decir ir poco a poco procurando tener ideas que conlleven bajo coste para conseguir el cambio que se pretende. Por ese motivo y como sabemos que todo el mundo no está inmerso en el mundo decorativo y de la construcción, te ofrecemos nuestra experiencia en este campo para sugerirte aspectos adecuados para dar un toque personal a tu casa.

A continuación vamos a detallar de manera generalizada ambas posibilidades.

Reforma integral

Podemos partir de cero y hacer una casa completamente nueva o utilizar la base que ya tienes y simplemente retocar las estancias. Si te decantas por cambiar todo, empezaríamos por tirar las paredes existentes y tener en cuenta el trazado de las instalaciones para mantenerlo o modificarlo en función de la reordenación de estancias.

Para ello, hay que ver las posibilidades que tu vivienda ofrece en cuanto a superficie y las necesidades que tienes, con el fin de conseguir la mejor distribución.

Una vez logrado lo anterior, tendremos definidas las estancias, el siguiente paso es ubicar los sanitarios (lavabos, inodoros, bidés, platos ducha o bañeras) e instalaciones, y a ponerse en marcha.

Terminados los trabajos (levantamiento de la nuevas paredes, instalaciones alicatados, solados, pintura, etc.), llega el momento de amueblar la casa, con especial atención a la cocina, ya que es el lugar donde más espacio se necesita para la colocación de utensilios.

A groso modo, te hemos explicado los trabajos a realizar en una reforma integral, tienes que tener en cuenta que esta situación conlleva tiempo y un mayor coste que la reforma parcial, pero es la opción más óptima para conseguir una casa completamente diferente a la que tenías.

Reformas antes y después

Reformas parciales

Anteriormente vimos la reforma integral, aquí es similar, pero vas modificando lo que realmente necesitas, das un cambio parcial de la estancia que elijas modificar, por ejemplo:

Cocina, principalmente hay que cambiar los muebles por uso y paso del tiempo, estudiar un adecuado amueblamiento te puede ayudar a ganar ese espacio que te gustaría tener, también puedes valorar sustituir suelo o alicatado, incluso elegir pintar parte de la cocina para darle otro toque más personal.

Baños o aseos, lo más habitual es el cambio de bañera por plato de ducha, es la reforma por excelencia, puedes quitar el bidé para dar más amplitud a la estancia, redistribuir o cambiar sanitarios por otro modelo o color, colocar otro suelo o sustituir alicatados con la opción de pintar las paredes, etc.

Salón y dormitorios, en estos lugares lo más normal es pintar las paredes con otro color, es el cambio más significativo a realizar, amén de cambiar mobiliario y su distribución para intentar dar sensación de amplitud.

Cualquier opción que te puedas imaginar es posible, nosotros te ayudaremos a que elijas la más satisfactoria para tu caso particular, solo tienes que llamarnos y estudiaremos tu situación.

¿Necesitas un cambio en tu vivienda local o negocio?

Te daremos las mejores ideas para hacer un lugar único y personal.

Llámanos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR