Podríamos afirmar que el suelo es el elemento más invisible dentro del espacio de una casa. Tanto que podría llegar a perder la importancia que tiene. Y sin embargo, tomar la decisión de qué tipo de suelo elegir para tu vivienda, resulta más vital de lo que imaginas.

La elección de un tipo de suelo u otro, no debe ser en ningún caso un factor a tener en cuanta de manera aleatoria, ni tampoco deben tenerse en cuenta  los puros criterios estéticos. Un material u otro nos da ciertas funcionalidades o comodidades que hemos de valorar y que tienen tanto valor como su aportación a la personalidad de la vivienda.

Tendencias en los tipos de suelos para casas

Cuando entras en una casa, un bonito suelo es determinante para llevarnos una primera impresión satisfactoria. No es lo mismo tener un suelo, sea del material que sea, que no encaje con el ambiente, que tener un suelo que esté en armonía con el resto de la vivienda.

Los diferentes materiales que existen en el mercado que puedes utilizar para el suelo de tu vivienda te aportarán acabados estéticos distintos y beneficios diferentes. Te presentamos algunos tipos de suelos para casas que se utilizan de forma habitual:

– Cerámicos o de gres:

Durante mucho tiempo ha sido la referencia en todos los suelos de las viviendas, es un material frio, son perfectos para lugares con mucho tránsito, habituales y muy utilizados en cocina y baños, por su gran resistencia, durabilidad y por su facilidad a la hora de la limpieza.

Material perfecto, si necesitas un suelo que tenga larga duración.

suelo ceramico

– Madera:

La madera es un material estrella que resulta dar siempre buenos resultados. Es un material que suele ser algo más caro que otras opciones, pero que garantiza una buena calidad y confort. Con el empleo de este material tendrás una sensación de gran elegancia, combina perfectamente con cualquier decoración y diseño. Es fácil de limpiar, pero requiere un cierto mantenimiento si lo quieres tener en buen estado, sobre todo si hay mucho tránsito en él.

– Suelo laminado:

Es un suelo fácil de instalar, ya que puede colocarse sobre el suelo existente y aumenta la sensación de calidez de la casa. Se trata de láminas unidas entre sí, como un puzle, imitan muy bien a la madera, se pueden cambiar de forma individual y con facilidad si se presenta algún problema. El mantenimiento que precisan es simple.

Su uso en las reformas es muy elevado, ya que es un material que imita a la madera aportando esa calidez característica.

suelo madera

– Microcemento:

Si hay un material que se está poniendo de moda dentro de los tipos de suelos para viviendas, ese es el microcemento. Se trata de un material versátil con características muy similares a las resinas epoxi, proporcionando gran adaptabilidad a cualquier tipo de estancia. Has de tener en cuenta que para que obtengas un buen resultado final, ha de ser ejecutado por un profesional. Así mismo resulta ser un tanto frio, por lo que la elección del lugar donde ponerlo es primordial.

– Baldosa hidráulica:

Esta tendencia, que se inició en Francia a lo largo del siglo XIX, continua viva en la actualidad. Los suelos de baldosas hidráulicas reciben este nombre por su proceso de fabricación, aunque son básicamente baldosas, mosaicos o azulejos decorativos.

Al igual que la cerámica son materiales versátiles, con la posibilidad de imitar otros materiales, por lo que ofrecen posibilidades infinitas.

– Moqueta y suelos textiles:

Son un clásico en países del norte de Europa y de Estados Unidos, ya que aporta un extra de comodidad y confort en habitaciones y salones. Las tienes de muchos tipos y colores pudiendo hacer prácticamente cualquier patrón o diseño. Como aspecto negativo es que su limpieza puede resultar algo engorrosa.

suelo baldosa hidraulica

Como elegir el mejor entre todos los tipos de suelos para casas

A la hora de cambiar el suelo de nuestra casa, como decíamos anteriormente, no solo podemos centrarnos en el aspecto estético, también hay que atender a aspectos técnicos y de funcionalidad. Existen suelos más idóneos para un tipo de estancia que para otra, por lo que contar con la ayuda de un profesional puede servirte de gran ayuda.

Un ejemplo muy bueno para acertar con el tipo de suelo sería usar el mismo material o estética, de este modo unificamos los espacios de la casa dando un aspecto más amplio y continuo. Así mismo ahorraríamos en mano de obra.

Aspectos como la luz o amplitud del espacio son imprescindibles a la hora de elegir un tipo de suelo. Si nos encontramos en un espacio reducido con poca iluminación, suelen funcionar suelos claros; sin embargo, si el espacio es amplio y con buena iluminación, sería aconsejable el uso de un suelo más oscuro con muebles en tonos claros como contrapunto.

En el caso de que se te antoje un suelo de madera para el baño o la cocina, es recomendable que utilices un material cerámico o baldosa hidráulica que imite a la madera.

Si quieres diferenciar espacios dentro de una gran estancia, puedes combinar dos o más tipos de materiales o estilos. 

El suelo puede ser un aspecto fundamental en la reforma de tu casa; de su buena elección, depende en gran parte, que la decoración de la casa fluya en armonía. Tiene un gran peso visual dentro de nuestra casa, ya que es el elemento de unión entre todas las estancias. Así que ya sabes, busca el equilibrio en tu casa para garantizar un buen resultado.

suelo microcemento

¿No sabes qué tipo de suelo poner en tu vivienda?

Te asesoramos de los tipos de suelo que existen en el mercado

Llámanos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR